Una gran capacidad.

El pasado 3 de diciembre fue el Día Internacional de las personas con discapacidad. Para esa fecha, uno de nuestros clientes nos encargó un reto maravilloso: Realizar una pieza que reflejara el día a día de dos mujeres integradas en su sociedad.

Para ello viajamos a Donosti, que ya solo por eso, currar es un lujo y allí conocimos a Ane, una chica con síndrome de Down que nos mostró lo comprometida que está con su trabajo. En Rivas Vaciamadrid nos esperaba Irene, puro desparpajo y como no queremos adelantaros más, os invitamos a que veáis un pedacito de su día a día.